lunes, 19 de septiembre de 2016

Consejo Comunal Carmen Norte de Valencia Recibe Infocentro

En aras de continuar con el legado del comandante Hugo Chavez, la Fundación Infocentro realiza la transferencia numero 14 al poder popular, del Infocentro ubicado en el modulo comunitario asistencial 810, en el barrio 810, municipio Valencia del estado Carabobo. Transferencia que se realiza al consejo comunal Carmen Norte b, para que este espacio forme parte de la comunidad organizada.

Con esta actividad infocentro, empodera a las comunidades con el conocimiento tecnológico a través del uso de las tecnologías de la información y comunicación (TIC), además de permitir la organización que generará acciones en beneficio del colectivo, a travez de la lucha y acción comunitaria. 

Alirio Lopez vocero del Consejo Comunal Carmen Norte expreso que “con este paso infocentro da un salto cualitativo hacia la construcción del poder popular, ya que entregando este espacio a las comunas es como se construye la patria socialista”

Sandra Bermudez usuaria del infocentro nos comento “Vengo con frecuencia a hacer investigaciones este fue un buen planteamiento de nuestro presidente eterno, fue una buena oportunidad para masificar el acceso a las nuevas Tecnologías de la Información”.

Los espacios transferidos permiten a la comunidad conocer el computador y ser participes del gestión pública, los espacios del Infocentro, sirven para formación, la promoción de la participación ciudadana en el control de la gestión por parte de la comunidad.

El acto contó con la presencia de los integrantes de la comuna, el Equipo Político Estadal y personal de facilitadores y facilitadoras de la red infocentro.

Infocentro “Manuelita Sáenz” transferido a la comunidad de San Esteban

En el Puerto de carabobo, se realizo la transferencia numero quince de infocentro, ubicado en la comunidad de San Esteban ciudad. Espacio que se entrega a los miembros del consejo comunal Bicentenario 19 de Abril.

“Si queremos cambiar al mundo, el pueblo debe ir tomando el poder” es el escrito que luce la pared de fondo del Infocentro “Manuelita Sáenz” en la urbanización San Esteban, una frase proferida por Hugo Chávez desde Antímano en 2006. 

La jefa de la oficina estatal de Infocentro en Carabobo, Leidis Castillo, expreso que con "el traspaso de ayer llegaron a 15 centros entregados a las comunidades, que administrarán los horarios de atención y estipularán de forma autónoma las actividades que allí se planteen."
Así mismo informo, que el ente nacional adscrito al Ministerio para la Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología, seguirá encargándose de la asesoría técnica, mantenimiento e instalación de equipos y programas de software libre.

Para la cesión y repotenciación del Infocentro “Manuelita Sáenz” se destinaron Bs. 50 mil, aseguró Castillo. No obstante, los vecinos también colaboraron en la adquisición de pintura, montura de ventana y colocación de lámparas para el alumbrado.

Juan Carlos Guerra indico que en este infocentros los consejos comunales deñ puerto cuentan con una herramienta para la profundizaciòn de su trabajo comunal.

Finalmente, Olga Vásquez, vocera del referido Consejo Comunal, indicó que unas 50 personas se benefician diariamente de este espacio, con los talleres de formaciòn, reuniones y el uso gratuito del internet.

Filven Barinas desarrolló foro sobre posibilidades reales para una Frontera de Paz




ABP Noticias
Foto: FFP

Con el propósito de apoyar  el proceso de Paz para la Justicia Social en Colombia y fortalecer los lazos de unidad entre los pueblos de Venezuela y Colombia se realizó el foro: ¿Es posible construir una Frontera de Paz en la actual coyuntura?,  en Barinas, capital del estado llanero venezolano con el mismo nombre, durante este fin de semana.

La actividad fue desarrollada como parte de la Feria Internacional del Libro (Filven) Barinas 2016, y contó con la participación del Frente Fronterizo por la Paz (FFP), Marcha Patriótica Capítulo Barinas y el Gabinete Cultural de la región. Como ponentes asistieron Amílcar Figueroa, historiador venezolano; y Andrés Parra, vocero del FFP.

Durante el evento se expusieron aspectos que demarcan la coyuntura en Venezuela, Colombia y Latinoamérica, como la lucha común de los pueblos de estos países contra el avance de las derechas en la región, los reveses de procesos progresistas en Argentina y Brasil, y la importancia del Acuerdo de Paz firmado en La Habana, Cuba, entre el movimiento insurgente colombiano Farc-EP y el Gobierno de Juan Manuel Santos.

Asimismo, se expuso la necesaria y urgente unidad entre los pueblos colombo-venezolanos, la especialidad que tiene la llamada zona fronteriza por la comunidad binacional que se formado históricamente allí, y cómo se desarrollan en esta región procesos y realidades,invisibilizadas por la gran prensa, que superan la matriz de violencia y acciones delictivas.

La construcción de una Frontera de Paz fue argumentada sobre la base de la convivencia pacífica que ambos pueblos han desarrollado, la historia común, y las actuales necesidades que convocan unidad para superar el modelo productivo basado en el mercado capitalista, con una propuesta de articulación popular colectiva, donde conocimientos ancestrales y experiencias actuales logren deponer la hegemonía del rentismo, el consumismo y la explotación individual del trabajo social.

Entre el pueblo asistente surgieron importantes y emotivas participaciones que llamaron a la defensa del proceso bolivariano en Venezuela, el acompañamiento y respaldo al Acuerdo de Paz para la Justicia Social en Colombia, y el fortalecimiento de movimientos y organizaciones sociales como el FFP que han avanzado en el proceso de unidad binacional.

Lo que fue dictando el fuego NOVELA sin prejuicios una historia MILITANTE



Aminta Beleño Gómez
ABP Noticias

El recuerdo, esa dimensión del eterno presente, hostiga las estrechas fronteras de una vivencia y decide insurgir armado con letras, estructurado en novela, rebautizado como Lo que fue dictando el fuego.
Así, Juan Antonio Hernández complica nuestra memoria histórica colectiva, arrojando sobre la contemporaneidad un episodio conectado causalmente con la Revolución Bolivariana, que fue leído a prisa y tratado con nimiedad por urgidas coyunturas.
Eran tiempos de una crisis global que se reflejaba en Venezuela, colapsaban estructuras; visiones y matices saltaban al escenario como líneas en paralelo, era difícil ubicarse en un argumento escrito a múltiples manos, ser protagonista y espectador.
Despunta, entonces, el arresto juvenil de una identidad: “Éramos unos muchachos anómalos de los 80, con una vida militante que no era la más frecuente”, cuenta Juan Antonio Hernández, con los ojos mirando hacia los recuerdos, para luego volver la visual hacia Lo que fue dictando el fuego,que reposa en el mesóndonde nos reunimos, muy cerca de sus dedos y del grabador que guardaba nuestra conversación.
Con serena firmeza pone su índice sobre la portada de la novela yasevera:              Lo contado ocurrió”.  A renglón seguido, comienza a referirse al personaje que centra su obra: Gonzalo Jaurena, el uruguayo.
Gonzalo fue muy cercano a mí, política y afectivamente”, comenta, mientras sus ojos vuelven a mirar hacia el recuerdo.
Y, es precisamente esa sinceridad que deja fluir en nuestra conversación lo que atrapa a quien decide caminar por las páginas de Lo que fue dictando el fuego, la primera novela de Juan Antonio Hernández. Una obra donde prevalece la franqueza, casi ingenua, de quien no puede resistirse a contar “la verdad” porque la necesita “la memoria histórica venezolana”.
Juan Antonio Hernández se despoja de su ser diplomático actual, es Embajador de Venezuela en Egipto, pero eso no interfiere en su pluma, pues desde su obra se ubica en el extremo opuesto a la sutileza; simplemente es el compañero de Gonzalo Jaurena, uno de aquellos jóvenes “anómalos” que hacían vida política en la Universidad Central de Venezuela, quienesdiscutían“cómo pensar la militancia”, en medio de un colapso estructural que generó un “páramo”, “una intemperie”, pero que trajo “cosas nuevas”, aunque con sus “consecuentes errores”, refiere en otro de sus retornos al presente exacto de nuestra conversación.
“Es una novela testimonial”, afirma, si de encasillarla genéricamente se trata, aunque aclara que Lo que fue dictando el fuego se concibió en la más absoluta libertad, sin imaginar marcos de este tipo. Es comprensible. ¿Cómo  escribir una historia de lucha contra las estructuras, pensando en una estructura?
Para quien ama las letras, y es sincero en ellas, los moldes sobran. Y, tal vez, en esa perspectiva Juan Antonio Hernández logró testimoniar “una verdad”, un pedacito de esta historia donde somos personajes y espectadores, contrastando mágicamente poesía, metáfora y realidad.
Desde el verso y la metáfora nos asoma pasión, romance, riesgos, miedos, ansiedades, alegrías, tristezas, añoranzas, críticas y contradicciones. A partir de la realidad, cómo se construye la identidad de unos jóvenes, las inspiraciones de la época, la muerte como determinante en aquel “intento” de Gonzalo Jaurena, de todos ellos, por “superar el espacio estudiantil, luego del Caracazo, y la respuesta punitiva del Estado”, o de esa “especie de vorágine” en la que se vieron envueltos, como, finalmente, Juan Antonio Hernández caracteriza a esos inolvidables momentos.
Surge una inquietud: ¿Desde cuándo estaba escrita?Entonces el autor recuerda los años que estuvo pensándola y cómo una visita humanitaria a la Franja de Gaza lo reencontró con varias cosas que pusieron fin a lo pensado, volcándolo compulsivamente sobre las letras que gestaron en sólo un mes la existencia deLo que fue dictando el fuego.
Un título prestado a la composición amorosa de Sor Juana Inés de la Cruz, que poseesubliminales conexiones con la historia, ajenas al eje romántico de la poetiza, pero propias de una trama que se desnuda sin prejuicios, enamora sin resistencia y se instala a perpetuidad.

Infocentro transfiere espacio al Consejo Presidencial del Poder Popular para la Salud

(Prensa Infocentro, 17.09.2016).-

  El pasado 8 de septiembre se llevó a cabo la transferencia del Infocentro ubicado en la Universidad Bolivariana de Medicina Integral Comunitaria Ernesto Che Guevara, en la urbanización las Chimeneas, zona norte de la ciudad de Valencia, parroquia San José.

lunes, 12 de septiembre de 2016

Infocentro Carabobo arranca fiesta de transferencia en San Joaquín

(Prensa Infocentro 09.09.2016).- El pasado 03 de Septiembre se realizó el acto de transferencia del Infocentro San Joaquin, ubicado en la Av. Bolívar, entre calle Santander y Colombia, en San Joaquin, estado Carabobo.
La transferencia comprende un proceso donde los Consejos Comunales y Organizaciones Sociales administran un Infocentro de acuerdo con la dinámica de esa localidad a través de las Mesas Infocomunales, su base legal es la Ley Orgánica para la Transferencia de los Servicios, promulgada en el año 2008. Este esquema adquiere forma en el Proyecto Infocentro, cuando el comandante Chávez inauguró el primer espacio en la sede de la Biblioteca Nacional en el Parque Miranda el 2 de noviembre del 2000, dentro del Plan de Alfabetización Tecnológica, al mismo tiempo, el Gobierno Revolucionario planteó formar al Poder Popular en la organización social a través de las comunas.

Conversatorio la paz en Colombia